La política valenciana

El presente y el futuro de la política valenciana son un enigma de difícil solución.

Así, en un ambiente general de sospechas de corrupción política y de degradación de los servicios públicos, la versión más dura del Partido Popular obtiene mayorías absolutas consecutivas sin síntomas de fatiga aparentes entre una población que se declara mayoritariamente de centro (un 40% de los valencianos afirman ser de centro).

En este escenario, el principal partido de la oposición encuentra serias dificultades para ejercer como alternativa al PP en las diferentes citas electorales nacionales, autonómicas o municipales; tres candidatos -Joan Romero, Antoni Asunción y Joan Ignasi Pla- se han erigido desde 1997 como adalides del cambio de tendencia conservadora en la Comunitat Valenciana. Ninguno de ellos ha cosechado éxitos electorales dignos de despertar las esperanzas de un cambio de ciclo en la vida política valenciana.

Por su parte, el resto de partidos progresistas viven un proceso de constante atomización y lucha interna que hace prácticamente imposible la construcción de un discurso firme y coherente, complementario al del PSPV.

Ante este panorama, los valencianos votan sistemáticamente al Partido Popular quizá como el menor de los males, aunque tenéis que permitirme que lo dude.

No es complicado entrever las razones por las cuales la política valenciana se mueve por los caminos actuales leyendo la prensa diaria. 

Un buen ejemplo son las distintas mociones de censura que han tenido como protagonista al Partido Popular desde las elecciones municipales de 2007. El último movimiento se ha producido en Calp, símbolo de la recuperación del progresismo valenciano en tierras alicantinas.

A la vista del próximo pacto Bloc-PP, esa recuperación cada vez parece más débil y muestra que la vida política valenciana no se mueve en los previsibles ejes izquierda-derecha y valencianista-nacionalista (entiéndase el matiz), sino en un entramado de intereses personales y sectoriales que deja al margen a los ciudadanos o, mejor, se desarrolla con la silenciosa complicidad de una gran parte de ellos.

Aunque a tenor de estos movimientos y de la amarillización de la vida política, sería de esperar que la ciudadanía mostrar un creciente rechazo por ésta, no hay síntomas de fatiga.

Si tomamos como termómetro del nivel de implicación en la vida política la participación en las últimas elecciones generales, nos daremos cuenta de que los valencianos no nos contamos precisamente entre los ciudadanos menos politizados del Estado.

Según datos de las últimas elecciones generales con una media del 75.32% de participación, sólo La Rioja (80.76%), la Comunidad de Madrid (80.84%), Castilla la Mancha (80.62%) y Murcia (80.46%) registraron índices de participación superiores a los de la Comunidad Valenciana (79.63%).

Por su parte, los socialistas están enfrascados en un proceso de renovación y acercamiento a la sociedad valenciana que va camino de durar 15 años, y que no consiste en un debate público sobre ideas y proyectos, sino básicamente sobre caras, familias, afinidades personales y lealtades orgánicas. 

En el tiempo que dura este debate, el Partido Popular se ha instalado cómodamente en todos los estamentos de la administración, ha ocupado todo el espacio político disponible, y ha relegado al PSPV a una posición de comparsa, de secundario en la vida política valenciana.

Esta aparente posición secundaria del PSPV está retroalimentada por la incapacidad socialista para construir -o al menos transmitir- un proyecto sólido y coherente, hasta tal punto que ha calado en la sociedad y lleva camino de eternizarse. 

Si el congreso que los socialistas valencianos celebran este fin de semana es capaz de ofrecer a los ciudadanos una alternativa de futuro a la administración del Partido Popular, si esa alternativa está clara en las mentes de los dirigentes socialistas y, por último, si estos son capaces de transmitirla a la sociedad valenciana de forma unánime, la posibilidad de que el futuro de la política valenciana sea otro empezará a vislumbrarse.

Y esa alternativa ha de pasar, desde mi punto de vista, por un compromiso claro con fundamentos más cercanos al socialismo del siglo XXI que al centro político que, tibiamente, el PSPV empieza a defender como horizonte.

Así, la transparencia en la vida pública,la planificación ordenada del territorio y de su desarrollo, la mejora de los servicios públicos y la ampliación de las bases de protección social, la modernización e internacionalización de las estructuras productivas de la Comunitat Valenciana, la lucha contra la pobreza y la exclusión, la protección del Medio Ambiente, o la plena participación de la Comunitat Valenciana en un proyecto autonómico basado en la solidaridad, deberían ser las bases del proyecto socialista que salga del congreso del próximo fin de semana.

Los ciudadanos valencianos sabrán agradecer el esfuerzo socialista.


Bookmark and Share

Anuncios

12 comentarios en “La política valenciana

  1. Todo eso esta muy bien. Pero en mi opinión todo se reduce a algo mucho más sencillo. Los valencianos tenemos una IMAGEN ya grabada en nuestra memoria, donde damos por hecho que la comunidad valenciana ha experimentado un crecimiento económico muy importante desde que gobiernan los populares.
    No hay más misterios. En Madrid ocurre algo similar.
    El valenciano medio se compara con otros gobiernos del psoe de otras comunidades y al ver la diferencias de “crecimientos”, es en ese momento cuando decidimos votar al mismo.

    En definitva, la mayoria d valencianos piensan ¿Para qué vamos a cambiar si la cosa no va mal?

  2. Carlos, estoy de acuerdo con tu punto de vista, la sensación es que las cosas van bien.

    Pero eso es en general, muy en general, si se baja al detalle se ve, sin mucho esfuerzo, que las cosas no van bien, sino todo lo contrario.

    ¿Estás de acuerdo en que las cosas, en realidad, no van bien?

    Entonces, si eso es así, ¿por qué los valencianos siguen votando al PP?

  3. Voy a decirte mi opinión personal. Yo creo que hay cosas positivas y negativas, como sucede en todos los sitios. También en Cataluña, Aragón, etc. hay cosas que se hacen mal o muy mal. Por eso mismo, pienso que no debemos caer nunca en la idea de que “aquí todo va mal”, pero tampoco podemos ponernos las gafas de sol y decir que todo va fenomenal ya que estariamos mintiendo directamente.
    Piensa que los valencianos por lo general son un tanto conservadores. Repito, por lo general.
    La verdad es que el PP ha calado mucho en la comunitat valenciana. Un caso muy parecido es el de Andalucía, donde el PSOE lleva mucho tiempo anclado ahí, y por mucho que haga el PP…

    Sucede muchas veces que hasta que no ocurre un escándalo en el gobierno autonomico, la gente no se plantea dar un vuelco electoral. A lo mejor es un poco triste dicho de esta manera, pero es la realidad y lo que decanta la moneda de un lado u otro.

    SALUDOS

  4. Carlos, otra vez estamos de acuerdo en lo fundamental, aunque creo que hay que separar ambas cosas.

    Por un lado, persistencia de un partido en el poder; y, por otro, la forma de hacer política de ese partido en el poder.

    En el caso andaluz, el PSOE ha tejido una maraña de clientelismos que prácticamente lo alcanza todo y que dificulta la alternancia, es evidente. Sin embargo, los andaluces disfrutan de unos excelentes servicios públicos y un nivel de debate público muy alto.

    En esas condiciones, la persistencia del PSOE en la Junta es casi razonable.

    Para mí el hecho de que el PP gobierne la Comunidad Valenciana desde hace tantos años no es malo. Desde luego, preferiría un proyecto político diferente, pero hoy día esas diferencias son casi imperceptibles -o no tanto.

    En cualquier caso, lo malo de la cuestión es que las cosas que van mal son aquellas que afectan directamente a los ciudadanos -sistema de salud público, educación, infraestructuras, territorio, actividad económica, servicios públicos, etc. Y eso es grave.

    En esas circunstancias, el hecho de que los valencianos sigan votando PP es lo que hace incomprensible la cuestión.

  5. hello again. Esto ya empieza a ser un debate, y no los de la tele jaja.
    Bueno, dejando a un lado el chiste, hay una cuestión clave en tu forma de ver “aspectos” de un gobierno en este caso para decir si el saldo es positivo o negativo. Me explico..
    En cierta medida, perdona si te puede molestar, me resulta parte de tu argumento un poco contradictorio. Cuando dices que no es malo el hecho de que el PP este gobernando, para mi sí lo sería y sin ningún ápice de duda, si al final resulta que va mal el sistema de salud público, educación, infraestructuras, territorio, actividad económica, servicios públicos, etc.
    Es decir: va mal todo.
    Es ahí donde no coincido contigo, antes te dije que prefiero no caer en la tentación de “aquí todo va mal”porque seria engañarme a mi mismo, que porcierto soy Andaluz (aunque vivo en Alicante). No puedo decir si el sistema publico en Andalucia va genial, pero sí es por todos sabido que siguen mal en empleo, los mayores índices de paro siempre estan ahí, la economia en general no es su fuerte ni muchos menos (a pesar del turismo), y por ejemplo en Alicante ya tenemos un tranvia y en Malaga aún lo estan construyendo (y mira la población, no hay comparación), etc.
    De todas formas, creo que el punto fuerte de la comunitat valenciana ha sido la economía en general, yo creo que a nivel de infraestucturas se estan haciendo obras de gran calado. Por otra parte, el punto mas negro es la sanidad valenciana, que a menudo deja bastante que desear. Y por supuesto otras muchas cosas que por lo general sabemos que poca solución tiene. pero que pasa en todos los sitios.Me refiero al corporativismo tan grande que existe en nuestra comunitat, la falta de transparencia en muchos aspectos de la vida pública, la falta de rigor en la television valenciana etc.
    En fin, yo creo siempre que la alternancia es muy positiva, pero tambien quiero pensar que la mayoria de la gente no es tonta cuando vota, y que cuando lo hace, lo hace en base a algo.
    SALUDOs

  6. Lo curioso es que la Comunidad Valenciana ha sido una Comunidad donde el PSOE y la Izquierda hasta la debacle de los 90 cosecho buenos resultados. Para mi hay dos claves que el PP ha sabido explotar muy bien:

    1. Politica urbanistica:
    Se resume en fomentar la construccion sin respeto ninguno a ordenamiento, criterios ecologicos o de cualquier tipo . Eso genera riqueza, es cierto, y crecimiento hasta que te acabas cargando tus atractivos turisticos y se sufre una crisis financiera e inmobiliaria.

    2. Politica fallera infraestructuras: La Generalitat Valenciana se distingue por grandes faraonismos muy efectistas y aparentes que luego estan desprovistos de contenidos. Ejemplos: terra mitica, el entramado mediatico, la ciudad de la luz, la ciudad de las ciencias a medio construir o los eventos absurdos a golpe de talonario institucional.

    3. Todo eso sazonado con un poco de anticatalanismo que aqui en alicante no funciona tanto pero que en ciertas areas de valencia y castellon tiene mucho tiron

    4. Y si a eso le unimos un PSPV que viene teledirigido desde Madrid desde los 80 y que no ha sabido vertebrarse con la sociedad …

    … pues ya tenemos la ecuacion

  7. Bueno, estoy bastante de acuerdo con Paolo. No obstante esas obras “faraonicas” que dices, yo no lo veo tan mal, de alguna forma esto potencia la imagen de tu comunidad y por consiguiente a los turistas. La verdad que no lo veo mal, a pesar de todo lo que ante dije sobre los puntos negros de este gobierno autonomico

  8. Paolo, totalmente de acuerdo contigo.

    Carlos, aunque sigo pensando que estamos de acuerdo en lo fundamental, me explico.

    Lo que no es malo por sí mismo es que un partido, en este caso el PP, gane elección tras elección. Al margen de eso, está claro, podemos debatir la conveniencia de la alternancia política.

    Si el PP se eterniza en el poder emprendiendo una mejora de los servicios públicos, de la calidad de vida, de la protección del medio ambiente, un aumento de la inversión productiva, una modernización de las estructuras económicas valencianas, etc., entonces estupendo.

    A mí me pasa al contrario que a ti, yo soy alicantino pero vivo en Cádiz y trabajo en Sevilla. Hace relativamente poco que estoy aquí, pero ya empiezo a hacerme una composición de lugar.

    Mi experiencia de los servicios públicos andaluces es muy buena.

    La sanidad andaluza no ha sufrido las privatizaciones encubiertas de la sanidad valenciana; los barracones -creo que no me equivoco- no existen en Andalucía; el nivel de debate político es muy alto; no se dan tantísimos desmanes urbanísticos como en la Comunitat Valenciana.

    Y para postres, están los proyectos faraónicos del PP. Terra Mítica es un paradigma de ello. En Terra Mítica se juntan un delito contra el medio ambiente -no sé si llegaste a conocer el bosque de pinos que había en donde está ahora Terra Mítica, pero era un gran pulmón para Benidorm y la Marina-, corruptelas políticas a nivel municipal y autonómico, malversación de fondos, etc.

    Lo que no comprendo, por mucho que el pueblo sea soberano y los votantes decidan libremente lo que les parezca, es que los valencianos pasen por encima de todas esas cosas elección tras elección.

    Ayer INFORMACIÓN publicaba que 17 alcaldes con cargos por corrupción -del PP, PSPV e IU, ojo-han vuelto a ganar en sus municipios.

    Creo que no somos capaces de hacer entender a los ciudadanos que la corrupción política es un cáncer para el Estado, también a nivel municipal.

    Y en el caso de la CV, los casos de corrupción se dan en todos los estamentos de la adminstración, es de locos.

  9. Bueno, a mi parecer Terra Mítica supone un añadido turístico más en la comunitat valenciana, y de verdad que no me parece mal. Tarde o temprano necesitamos un parque de atracciones como tiene Madrid y Cataluña. ¿Porqué no aquí?
    Por otra parte, cuando dices que en Andalucía “no se dan tantísimos desmanes urbanísticos como en la Comunitat Valenciana”, creo no es verdad. En Andalucía hay una especulación urbanística muy importante, solo cito Marbella, pero esta lleno de esos casos. Pero aquí tambien, claro que sí, pero si me apuras creo que Andalucía se lleva la palma.
    Un saludo

  10. Carlos, no estoy de acuerdo con la conveniencia de Terra Mítica.

    Además de todo el entramado de corrupción que lo rodea, Terra Mítica supuso un atentado contra el medio ambiente -ardió un monte de pinos espectacular mientras Zaplana era alcalde de Benidorm y el mismo Zaplana construyó el complejo-; además, también supone la ruptura del modelo de crecimiento vertical de Benidorm; fagocita todo lo que se encuentra a su alrededor, y, además, no atrae visitantes suficientes para ser rentable.

    Me he cuidado mucho de decir que en Andalucía no se cometen abusos urbanísticos en la costa. Desde luego que se comenten y la costa de Málaga -no sólo Marbella- es el ejemplo más claro. Pero en Andalucía también existe la costa de Almería, y la de Cádiz. No conozco Granada y Huelva.

    Mi experiencia es la de la costa de Cádiz y conozco un poco de Almería. Según me dicen, también ha cambiado mucho en los últimos años, pero quedan grandes oasis de costa en Cádiz que no tienen parangón en la Comunitat Valenciana.

  11. Vamos lo de Almeria es de escandalo, permitanme incluir este link:

    http://noenportland.blogspot.com/2008/08/algo-habremos-hecho-mal.html

    Yo sobre Terra Mitica, por supuesto que me parece bien que haya un parque tematico pero que lo acabe pagando la Generalitat y soportando la deuda todos los valencianos, siendo ademas tan ineficiente. Prefiero el ejemplo de Port Aventura.

    Y que les parece la Ciudad de la Luz??? A oriori suena bien pero es que siempre es lo mismo: construir y mas construir, vender el proyecto politicamente y luego nada de nada: continentes sin contenido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s