El agua de las piscinas y la sequía

Esta semana no dejo de oir y leer, aquí y allí, frases del estilo “tirarse a la piscina”, “ver si hay agua en la piscina”, etc.

La cuestión que, aparentemente, parecería que tiene que ver con las restricciones de agua derivadas de la sequía, está relacionada, sin embargo, con la política y con procesos sucesorios en el PP y en el PSPV. Agua en las piscinas, pues, y sequía de votos para el PSPV. 

La sucesión en el PP la dejo estar de momento porque no afecta todavía a la temática de este blog. Tiempo al tiempo, porque será importante ver qué papel juega el PP valenciano en el futuro PP nacional.

La sucesión y la catarsis socialista valenciana, me interesan bastante más. La renovación del PSPV se está convirtiendo en un tema central en este blog por un doble razón. Por una parte, en lo que afecta al socialismo alicantino, afectado por la crisis de la federación valenciana, y, por otra, por la necesidad que los valencianos tenemos de un partido socialista capaz de ejercer de alternativa de gobierno en la Comunitat Valenciana.

La batalla de la renovación del PSPV tiene problemas tanto a nivel autonómico, donde hay dos corrientes de pensamiento sobre la forma en que debe llevarse a cabo la renovación del partido.

Una que opina que la mejor receta para asegurar el éxito del proceso consiste en llevarlo a cabo bajo la tutela del PSOE, y otra que, al contrario, cree que los problemas del socialismo valenciano son exclusivos del socialismo valenciano, y no caben ni tutelas ni tutías, que diría aquel.

Ya son varios los candidatos que han saltado a la palestra para postularse como nuevo secretario general del PSPV; Jorge Alarte -alcalde de Alaquàs- de la corriente que vamos a llamar independiente, con su blog y todo, y cuya postura parece no agradar demasiado a Joan Lerma; Francesc Romeu, Director de la Fundación Jaume Vera y miembro de la corriente que vamos a llamar oficialista, con apoyos en Benifaió; Ximo Puig, primer edil de Morella y cuyas intenciones aún desconozco.

Así las cosas, veremos cómo se resuelve el problema valenciano. Desde mi punto de vista, las tutelas de Madrid no son convenientes. Se corre el riesgo de que las cosas se hagan a la medida del Presidente del Gobierno y eso, como ya se comprobó en Madrid en las municipales, no sale siempre bien.

Por su parte, los socialistas alicantinos tienen su jaula de grillos particular y parece que su travesía por el desierto aún no ha acabado. Es tarea de Etelvina Andreu poner orden en su grupo municipal ahora que ya parece claro que no se marchará a Madrid.


Bookmark and Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s