El urbanismo valenciano y los eurodiputados

El modelo urbanístico valenciano volvió ayer a ser objeto de debate europeo, precisamente el día en que Benidorm le rindió un homenaje póstumo y multitudinario a Pedro Zaragoza, el alcalde que inventó el Benidorm que hoy conocemos y que ha inspirado el desarrollo urbanístico y turístico de esta tierra durante décadas.

Es, creo, un buen momento para la reflexión sobre el modelo urbanístico valenciano, aunque sea muy breve.

El Benidorm vertical que se imaginó Zaragoza ha sido el modelo de crecimiento urbanístico imitado por muchos municipios de costa valencianos. Y, pese a que es discutible la necesidad de transformar un pueblo de pescadores en una urbe de rascacielos, es aún un modelo de crecimiento a imitar. Aún así, el desarrollismo de finales de los cincuenta y principios de los sesenta, y el boom turístico pueden justificar el desmane de Benidorm. 

Pese a todo, el Benidorm que imaginó Zaragoza y que se mantuvo vivo hasta la llegada de Terra Mítica, crecía de forma ordenada, vertical y sostenible -es de resaltar la obsesión de Zaragoza por las dotaciones de agua.

Pero las cosas han cambiado, el modelo urbanístico valenciano está centrado hoy en el pelotazo, una cultura que trajo Zaplana a Benidorm y que se ha extendido como una mancha de aceite por todo el territorio valenciano, sin dejar títere con cabeza.

Como muestra un botón: uno de los casos que estudia el Parlamento Europeo es el de Parcent, cerca de Alcalalí y Xaló. Parcent es un pueblo de 1.000 habitantes, con un término municipal bastante extenso. Los anteriores responsables municipales aprobaron tres planes urbanísticos dos días antes de que la LRAU, la ley urbanística valenciana denunciada ante Bruselas, fuera derogada. Estos planes tienen previsto multiplicar por cinco la población de Parcent. El actual gobierno municipal trata de anular esos planes, bajo la amenaza de la promotora que, seguramente, reclamará indeminzaciones.

Frente a la sostenibilidad, las grandes obras como Rabassa que ni siquiera tienen garantizada la dotación de agua, y un modelo económico fundamentado sobre el ladrillo que, en crisis y a falta de otros sectores productivos, arrastra a la economía valenciana.


Bookmark and Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s