En el clavo

Como sabéis, el plazo del que dispone el Ayuntamiento de Alicante para aprobar el Plan General de Ordenación Urbana se está acabando y es imposible que la corporación que preside Luis Díaz Alperi llegue a tiempo para su aprobación definitiva en  2008.

Eso significa que el Ayuntamiento tendría que volver a redactar un PGOU para cuya elaboración ha dispuesto de ocho años.

Si se cumple el plazo, el Ayuntamiento de Alicante tendrá que volver a empezar prácticamente de cero y redactar un PGOU nuevo.

Eso, atendiendo al ritmo de trabajo de este Ayuntamiento serían ocho años más en los que el Alcalde podría introducir modificaciones al anterior PGOU, el de 1987 y hacer, como viene haciendo desde hace años, lo que le venga en gana.

Alperi ha introducido en estos años 27 modificaciones puntuales que incluyen acciones tan polémicas y desmedidas como el Plan Rabassa o Pino Ruaya.

Recordad que para elaborar el PGOU alicantino, el Ayuntamiento contrató, por un buen dinero, al arquitecto encargado del replanteamiento urbano de Barcelona antes y después de los Juegos Olímpicos de 1992. Como el Ayuntamiento no estuvo de acuerdo con Cantallops -que así se llama el arquitecto que pretendía ilusamente que el Alcalde incluyera el Plan Rabassa en el PGOU-, lo despidió. Y, más o menos, desde entonces estamos así, a la espera del PGOU.

Pero como un clavo con otro se saca, el Consell decidió echarle un capote a Díaz Alperi con una modificación en el decreto que regula la cuestión ampliando, por la vía de la disposición final, el plazo máximo del concierto previo necesario para la definitiva aprobación del PGOU.

Eso significa que el Alcalde puede presentar el PGOU y exponerlo públicamente sin miedo a que se le venga el tiempo encima.

La reacción ha sido unánime: TONGOOOOOOOOOOO!

Según publica hoy INFORMACIÓN, la diputada de Compromís en Les Corts utilizará la institución para evitar que la Generalitat permita al Alcalde de Alicante aprobar el PGOU de la ciudad fuera de los plazos previstos actualmente por las normas valencianas. Compromís ha dado en el clavo y habla de arbitrariedad.

Según la RAE:

arbitrariedad.(De arbitrario).

1. f. Acto o proceder contrario a la justicia, la razón o las leyes, dictado solo por la voluntad o el capricho.

Así pues ¿sería buena idea boicotear este PGOU planteando tantas alegaciones como nos sea posible?

Una por alicantino, es imposible, pero ¿y dos por alicantino peleón?¿Algún arquitecto dispuesto a dar ideas?


Bookmark and Share

Anuncios

Un comentario en “En el clavo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s