Tan rápido, tan despacio

Hoy me han llamado la atención dos noticias. Una en INFORMACIÓN, y otra en EL PAÍS.

La primera tiene que ver con el Plan Especial de Protección y Conservación del Centro Tradicional. El objetivo del Plan, tal como se recoge en la web del Ayuntamiento es el siguiente:

Recuperar las zonas céntricas de la ciudad, con el objetivo de preservar la riqueza y personalidad histórica, patrimonial y cultural de las mismas, es la meta que se están marcando muchos Ayuntamientos europeos y nacionales de ciudades como la nuestra.

Según el  propio Ayuntamiento, se trata de una estrategia a largo plazo que complementa al Plan RACHA -que Dios nos coja confesados. El plan, no lo olvidéis, fue aprobado en pleno el día 13 de mayo de 2003, hace ya casi cinco años.

Cuenta hoy INFORMACIÓN que, tras cuatro años de lentísima tramitación, el Plan necesita aún de los dictámenes de dos direcciones generales, la de Patrimonio y la de Comercio. Con permiso de INFORMACIÓN, os paso la foto que ilustra la noticia.

Foto de Información

Es la calle Barón de Finestrat, a dos calles de la Plaza Gabriel Miró, a cuatro de la Explanada, y a escasos doscientos metros de la Rambla, de la Oficina de Información Municipal, o del Patronato Municipal de la Vivienda. Ese es el centro de Alicante, una zona en ruinas para la que el Ayuntamiento elabora un plan de recuperación que tarda más de cuatro años en tramitar y que, finalmente, no dispone de toda la documentación necesaria.

Esto es Alicante. Pasen y vean.

La segunda noticia tiene que ver con el palacio de Congresos en La Sangueta. Según cuenta EL PAÍS, en el proyecto que se presentará por fin el martes que viene, está previsto que el edificio esté cubierto por una piel dorada que informará sobre los actos que tienen lugar en su interior, además de otras cuestiones.

La fecha prevista para la finalización del Palacio de Congresos es 2010, veremos si es así. La cuestión es que el plan incluye la construcción de nuevas viviendas y tres hoteles de lujo en el entorno de La Sangueta. Estoy convencido que la tramitación de todos los permisos para la construcción de los hoteles y las nuevas viviendas no tardara, ni mucho menos, cinco años.

La pela es la pela, que se lo digan, si no, al Alcalde-imputado-aforado-diputado-impresentable Luis Díaz Alperi.

Anuncios

3 comentarios en “Tan rápido, tan despacio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s