Yo Amo Alicante

(Carta al Director Publicada en Información en febrero de 2007) 

Durante las tres últimas semanas Francisco Camps ha visitado Alicante con gran asiduidad, acompañado del Alcalde Díaz Alperi. Sus visitas han servido para inaugurar diferentes infraestructuras en la ciudad, aunque se da la circunstancia de que los equipamientos inaugurados, a excepción de las obras de la Avenida de Dènia, ya estaban en funcionamiento desde el año 2005.

El último de estos actos tuvo lugar el jueves 8 de febrero y consistió en la inauguración de un colegio público, el Costa Blanca, abierto desde 2005. El President y el Alcalde, deberían tener en cuenta que las elecciones autonómicas y municipales están demasiado cerca y que estas inauguraciones pueden despertar recelos o sospechas; podría parecer que el Molt Honorable y el Alcalde Díaz Alperi hacen campaña electoral para su partido a costa de los presupuestos de la Generalitat Valenciana y de sus respectivos cargos públicos.

Es cierto que estas inauguraciones de infraestructuras forman parte del trabajo de ambos, pero, dado que el Alcalde de Alicante no nos tiene acostumbrados a la prudencia, también es cierto que ésta, al menos, debería ser la guía de actuación del President de la Generalitat. Ello fundamentalmente cuando ni la gestión autonómica de la sanidad pública, ni la de las infraestructuras educativas son un ejemplo positivo.

Pudiera parecer que inaugurar un centro educativo abierto desde 2005 fuera un acto pre-electoral para que el Molt Honorable se luzca el pelo anunciando, a tres meses de las elecciones, la intención de la Generalitat Valenciana de ofrecer los libros de textos de forma gratuita –un proyecto criticado antes con ahínco por el Alcalde Díaz Alperi– y con un YO AMO ALICANTE incluido se haga la foto antes de volverse a València.

Hace algunas semanas nos enteramos de que la empresa pública CIEGSA, encargada de las dotaciones educativas de la Comunitat Valenciana, no podía comprometer la construcción de nuevos colegios públicos en plazo inferior a dos años. CIEGSA es también la encargada del alquiler de los barracones de los colegios de la Comunitat Valenciana. Este alquiler le cuesta a las arcas públicas 19,5 millones de euros al año. De esta forma, si para la construcción de un colegio público CIEGSA invierte, con sobrecostes incluidos de hasta el 85%, unos 4 millones de euros, el Consell podría haber construido en un año cinco centros educativos.

Sin embargo, es probable que la imposibilidad para construir nuevas aulas tenga que ver con el hecho de que la deuda acumulada por CIEGSA desde 2003 se haya incrementado en un 1327%, precisamente desde la llegada de Francisco Camps al despacho de la Presidencia de la Generalitat.

La Sindicatura de Cuentas alertó, además, de las irregularidades que la empresa presenta en varios sentidos incluida la poca transparencia en la renovación de los contratos de alquiler de los barracones. Sería bueno, pues, que el Molt Honorable evitara estas situaciones o que, en todo, caso, explicara a los ciudadanos, qué falla exactamente en la Administración Pública valenciana para que los sobrecostes, la deuda pública y las aulas prefabricadas se eternicen en la Comunitat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s